La vida sexual después del parto

Revivir la Vida sexual luego de tener un bebe

Está claro que tener un bebe es una experiencia impresionante: Combina la felicidad de ser padres, con las nuevas responsabilidades adquiridas para con él bebe. Todo es una maravilla los primeros días, pero luego, empieza a ponerse fuerte (y no nos estamos refiriendo a los llantos del bebe).

La vida sexual se apaga prácticamente durante el tiempo de gestación del bebe, y al nacer este, las responsabilidades y el cansancio que nos ocasionan pueden terminar con todas las posibilidades de tener sexo, los cambios anímicos también nos atacan directamente y tanto para el hombre como para la mujer pasa a ser algo verdaderamente agotador, pero tienes que tener esto en cuenta: Revivir tu vida sexual luego de tener un bebe es extremadamente importante para tu relación.

Para los hombres no es nada complicado volver a tener deseo por su pareja. Tener sexo con quien amas para el hombre es normal, está vinculado a su cerebro, pero, aunque para los hombres es fáciles, la mujer esta desligada en este aspecto del físico.

Primero que todo, recordemos que acaba de afrontar cambios hormonales. Puede que se sienta agobiada, y el solo hecho de querer tener sexo no la atraiga como antes. Hay que enamorar su subconsciente nuevamente para revivir la vida en pareja: Los olores suaves son extremadamente importantes, por lo cual unas cuantas velas de aroma perfumado podrían estimular su cerebro. Flores para amenizar su visión y hacerla sentir especial, o volver a llevarla a ese restaurant donde tuviste tu primera cita con ella.

También el sentirse quería y aceptada tras esos cambios corporales la hará sentir deseada para ello, no tengas miedo de decirle lo mucho que la amas y lo que te encantaría tenerla entre tus brazos. Así como para el hombre el físico es de cierta importancia al momento de sentirnos atraído, la mujer es mucho menos física y más sentimental.

Finalmente, los cambios físicos dejan algo a colación: En el parto la mujer pierde sensibilidad en su vagina. Es normal que busque una satisfacción por parte de un pene más grande, que la estimule más adecuadamente y con ello pueda volver a sentir la pasión que le trae el sexo.

Lo bueno de todo esto, es que, una vez iniciado el proceso, aunque es algo lento, la paciencia cobra frutos: Una vida sexual recién activada nos trae como regalo una mujer dispuesta a seguir con nosotros, tanto de manera afectiva, como siendo aquella amante que jamás nos saldrá de la mente.